Basado en la conferencia de Scott L. Mitchell, OCEG Chairman.
Serie de 3 Posts. [1-Definición, 2-Pilares, 3-Implicaciones]

La tesis del Post anterior [2-Pilares] era:

Lo que se intenta conseguir a través del “Rendimiento con Principios”, es que no sea una cuestión de percepción u opinión, sino que se trate de algo que pueda ser objetivo, comprobable y útil, de una manera más consistente entre grupos homogéneos de empresas.

 

¿Qué implicaciones tiene todo esto en términos de Procesos?

Las implicaciones principales son Integración y Orquestación de un número de áreas en nuestro negocio, que aunque solo representen un 5-10% de los procesos totales de la organización involucrados en generar valor, afectan a la práctica totalidad de las actividades de la empresa, aunque en algunos casos solo sea en términos de monitorización, tienen grandes implicaciones.

Pensemos por un momento dónde participa la Gestión del Riesgo y veremos que es omnipresente, así como la Gestión de Rendimiento y la Generación de Información de Control y de Gobierno de una Entidad. Aún más intensos, costos y complejos pueden ser los procesos de Gestión del Cumplimiento o Conformidad Normativa, el seguimiento de asuntos relacionados con la Ética o la Cultura Empresarial.

Todos éstos llegan a abarcar la totalidad de la empresa y a consumir importantes recursos. Aunque en número  estos procesos son relativamente pocos, sus implicaciones para la organización son enormes, ya sea por su omnipresencia como por su complejidad y sus costes, tanto operativos como derivados de los riesgos de su inexistencia.

 

¿Por qué necesitamos integrar y orquestar todo esto?

Históricamente muchas de éstas áreas han estado separadas o desvinculadas, no sólo las unas de las otras, sino desvinculadas de los procesos principales del negocio, y por lo tanto, tener estos procesos mejor orquestados y mejor integrados ayuda a mejorar un gran número de partidas. Ayuda a reducir los costes, la confusión, la incoherencia y la complejidad de lograr “Rendimiento con Principios” por medios alternativos, mientras que al mismo tiempo incrementa nuestra efectividad y eficiencia en cómo invertimos tanto el capital financiero como humano. También mejora nuestra agilidad. Ser capaces de tomar mejores decisiones y más rápido o ser capaces de integrar cultural y operativamente nuevas adquisiciones o empleados más rápido, etc. A esta Integración y Orquestación se le llama G.R.C.

¿Cómo se relacionan operativamente el “Rendimiento con Principios” y el GRC?

La manera más simple de ponerlo es que GRC representa realmente los medios para el fin, donde “Rendimiento con Principios” es el fin.

Toda esta Integración y Orquestación es, en esencia, el GRC. Es poner todo junto, no en un único departamento o sección, sino que componer y orquestar todas estas piezas fundamentales de nuestra organización para gestionar QUE hacemos y COMO lo hacemos, la información asociada y a veces también la gente asociada a ello.

GRC es el conjunto de capacidades que, esencialmente, nos ayudan a lograr ‘’Rendimiento con Principios”. En otras palabras, GRC es la capacidad que permite a las organizaciones a conseguir objetivos de forma fiable, considerando activamente las incertidumbres y actuando con integridad.

G, R y C representan perspectivas distintivas, con características únicas e implicaciones estratégicas fundamentales.

G: Gobierno o Gobernanza. Es la perspectiva más estratégica de una organización, un proceso o un activo. No solo desde el Rendimiento sino desde la Conformidad con las políticas de dirección, control y evaluación.

R: Gestión del Riesgo. Podría haberse escogido R de Rendimiento, pero en realidad no existe uno sin el otro. Gestionar Rendimientos sin la correspondiente Gestión del Riesgo es una aventura fútil. Asimismo, el Riesgo es omnipresente en todas las operaciones y decisiones, más allá de las relativas al Rendimiento.

C: Cumplimiento Normativo o Conformidad. No solo se refiere al cumplimiento legal o de regulaciones sino todos los tipos de conformidad, sean de cumplimiento obligado o voluntario. La perspectiva general es el cumplimiento de requisitos.

¿Qué ves cuando miras estos componentes troncales del GRC?

La cultura y el contexto, para supervisar y organizar, evaluar y alinear, promover y prevenir, detectar y discernir, responder y resolver, monitorizar y medir, informar e integrar, y muchos de los procesos que discurren debajo estoy seguro que resultarán familiares según sea nuestra experiencia.

Si uno proviene de un entorno de la gestión de la calidad, reconocerá que hay muchas características de la gestión de la calidad. Si lo hace de un entorno de auditoría, verá que hay muchas características sobre el control interno; gestión del riesgo, gestión del rendimiento, etc.

Esto es porque, si damos un paso atrás y pensamos sobre todas esas áreas que ayudan a conseguir un ‘’Rendimiento con Principios”, se están haciendo cosas que son más similares que diferentes y ese es el punto principal de anclaje de la integración y la orquestación.

 

Mis Conclusiones o “Takeaways”

Una de las principales causas que inhibe la consecución de “Rendimiento con Principios” es el hecho que durante muchos últimos años hemos estado hablando y trabajando a través de múltiples propósitos divergentes y, a veces, los unos contra los otros. No nos hemos estado comunicando. Ni en el establecimiento de Objetivos ni los Limites y Promesas.

Literalmente no estamos utilizando el mismo lenguaje. Tenemos infinidad de términos diferentes que tienen significados diferentes, aunque afecten a las mismas áreas o sean comunes.

Así que un aspecto importante del modelo GRC en relación a la consecución de “Rendimientos con Principios”, es poder disponer de una definición armoniosa dentro y fuera de la organización de modo que, independientemente de cual sea nuestra experiencia o entorno del que provengamos, mientras trabajemos juntos para establecer, integrar y orquestar, seamos capaces de armonizar definiciones, hablar el mismo idioma al tiempo que completar nuestro trabajo. Sin perder de vista, por supuesto, la consecución de los objetivos planteados y aprovechar las oportunidades dentro de los limites establecidos.

O sea, ayudarnos a conseguirlos dentro de los principios básicos del “Rendimiento con Principios”:

Fiabilidad en la Consecución de Objetivos, considerando la Incertidumbre y actuando Íntegramente.


Adicionalmente, las herramientas y metodologías GRC permiten conseguir importantes aumentos tanto en eficacia y eficiencia tanto en los costes como en las capacidades reales de gestión de los incumplimientos, desviaciones, incidencias, etc. en tiempos cercanos al real. Esto permite reducir el agravamiento de los riesgos con reacciones tempranas o automáticas, además de hacer efectiva la gestión por excepción.

 

Próximos Posts de la Serie de 3. [1-Definición, 2-Pilares, 3-Implicaciones]


 

Tagged with →  
Share →

2 Responses to Rendimiento y Principios [3-Implicaciones]

  1. […] document.getElementById('fb-root').appendChild(e); }()); Rendimiento y Principios [1-Definición] Rendimiento y Principios [3-Implicaciones] Rendimiento y Principios [2-Pilares] On October 3, 2011, in Español, by Maximo Neira Schliemann […]

  2. […] la conferencia de Scott L. Mitchell, OCEG Chairman. Serie de 3 Posts. [1-Definición, 2-Pilares, 3-Implicaciones] ¿Cómo afectan los principios a la obtención de rendimientos? ¿Porqué los Principios […]