Los ejecutivos tienen muchas expectativas centradas en la tecnología, pero poca confianza en que los departamentos de TIC puedan ejecutar al nivel que esperan. Esto es una “nueva” brecha entre los negocios y la tecnología. Brecha entre las expectativas sobre la tecnología en los negocios y la confianza en las capacidades de organización de los departamentos TIC.

Los Directores de Sistemas se están enfrentando a la marginalización. Los Directores Generales continúan tratando a sus áreas TIC como un mero centro de coste, ya que no ven a sus departamentos de sistemas como una fuente proactiva de mejoras de negocio o de innovación.
Esto no es nuevo, lamento decir. Los responsables de TIC se están marginalizando a sí mismos, hace bastante tiempo.
Por otra parte, pienso que estas áreas están haciendo un gran trabajo en las operaciones y en alinear sus inversiones con las organizaciones de sus negocios y sus estrategias. Pero, estos mismos Directores, en general, han hecho muy poco para generar resultados, gestionar la relación entre sus operaciones y el negocio o facilitar la innovación de negocio basada en la tecnología.

Además, existe un sentimiento generalizado sobre la tendencia natural de los profesionales de TIC hacia añadir complejidad innecesaria en forma de duplicaciones, redundancias o múltiples procesos para conseguir los mismos fines o en superponer responsabilidades de organización.
La complejidad innecesaria añade costes y riesgos, además de reducir la efectividad.
El único remedio sostenible para estos defectos es aplicarse de forma disciplinada en consolidaciones, focalizándose en su valor para el negocio y el impacto a largo plazo en las capacidades de TIC.
Para complicar las cosas un poco más, la irrupción del concepto Business Technology [como evolución radical del área de TIC respecto al negocio] traerá aún más demanda para conseguir resultados e innovaciones de negocio basados en la tecnología.

Los responsables de las áreas TIC que no inviertan en la excelencia global de sus departamentos serán relegados a “la cocina”, mientras sus ejecutivos se hacen cargo del rol de agente de innovación y cambio basados en la tecnología.

El nuevo modelo de gestión BTaaS (Business Technology as a Service) o Tecnología de Negocio como Servicio, permite a las áreas TIC involucrarse más en el proceso de innovación de negocio y menos con la maquinaria TIC. El BTaaS establece un marco más estratégico para generar valor alrededor de los servicios de tecnología de negocio.
Mientras el nuevo ITIL v3 define sus cimientos, el TIC, como servicio, es su modelo conceptual.

La adopción del BTaaS requerirá que el área TIC evolucione hacia la gestión de la tecnología de negocio, como función responsable del gobierno de la firma en sus relaciones con el ecosistema circundante de proveedores internos y externos, y los gestione como un portafolio de servicios de tecnología de negocio.
La empresas que adopten el modelo BTaaS reemplazarán gradualmente su tradicional enfoque de soporte de las infraestructuras tecnológicas (IT) por uno basado en la gestión de servicios de tecnología de negocio (Business Technology). Las organizaciones que retengan, se centrarán en el gobierno de las relaciones con el ecosistema.

Los responsables de TIC deberían ver las prácticas principales que hace bastante tiempo enumeró la Harvard Business School, como principios de negocio para alinear las gestiones de demanda y de servicios:

1-Desarrollar su estrategia TIC usando modelos de servicio para satisfacer múltiples necesidades de negocio.
2-Comisionar la ejecución a proveedores de servicios comprometidos con las necesidades del negocio.
3-Crear una estructura orientada al servicio que pueda ajustar su capacidad de servicio por arquetipo.
4-Vincular las retribuciones individuales y de equipo al rendimiento, en términos y acuerdos de negocio, del servicio que gestionan.

Share →

5 Responses to TRANSFORMAR IT en BT

  1. Yukiko Brix dice:

    Hello,Superb blogging dude! i am Fed up with using RSS feeds and do you use twitter?so i can follow you there:D.
    PS:Have you thought to be putting video to this blog posts to keep the people more enjoyed?I think it works.Yours, Yukiko Brix

  2. En este proceso de transformación de IT a BT considero que el pensamiento debe ir más alla de I, la T o la B.
    Sin importar como lo llamemos, la tecnología es una activo más de una organización que debe gestionarse partiendo del valor que genera para el negocio. Esto significa que cualquier inversión que se haga en tecnología – sabiendo que la tecnología no tiene valor en si misma (ese valor intrínseco de la tenología es solo para la industria de IT para cumplir sus cuotas de venta) – sino que el valor de la tecnología proviene de la forma en que la organización la utilice para poder transformar sus capacidades competitivas y, de esa manera, provocar una disrupción en la cadena de valor que le genera una ventaja competitiva sostenible en el tiempo frente a sus competidores.
    En este sentido todo empieza determinando si una inversión propuesta en un cambio de negocio posibilitado por la tecnología (hardware, software, aplicaciones, procesos, personas) realmente realiza los beneficios que promete en el ciclo completo de su vida económica en la cuál se la mide. La realidad indica que más del 75% del presupuesto de IT de una organización hoy se destina a mantener la tecnología existente, esto significa que gasto más del 75% de mis recursos econonóicos en mantenerme donde estoy competitivamente (nuevamente la industria de IT esta de parabienes con esta realidad) y de ese 75% muy pocas son las organizaciones que pueden decir cuál es el valor de negocio que le generan y casi ninguna puede explciar como varía el valor de las acciones de la empresa gracias a esas inversiones que tengo en tecnología.
    Aquí comienza el proceso de transforrmación, analizando para cada inversión que valor genera. Seguramente vamos a encontrar que mucho de lo que hoy gasto o invierto, no responde a beneficio alguno para mi organización, solo responde a los beneficios de Microsoft, Oracle, SAP, Hewlett-Packard y muchos proveedores más.
    Saludos
    .

  3. Javier Padrós dice:

    Totalmente de acuerdo Max,

    Creo que habitualmente hay un divorcio entre la cuenta de resultados y el área TIC.

    Normalmente la Dirección de la empresa no sabe prácticamente nada de las TIC y desconoce cual es su aportación real en el negocio, y en definitiva en la cuenta de resultados.

    Pero suele pasar prácticamente lo mismo con muchos CIO, que no tienen claro, qué estrategias TIC, qué inversiones TIC y que acciones van a repercutir de forma clara en la cuenta de resultados, más allá de garantizar una continuidad de servicio del ERP o de las aplicaciones de negocio disponibles.

    Para ello, el CIO debe conocer con profundidad todas las áreas de la empresa y detectar aquellas acciones que realmente aportan valor a la misma, y por tanto repercutan en los resultados finales.

    Algunos de los retos son entre otros, simplificar los procesos, automatizarlos al máximo, implementar la estrategia de la empresa en el ERP de tal forma que la organización se vea “obligada” a seguirla y sobre todo, ofrecer a la empresa la información estratégica para conseguir sus objetivos (no confundamos información con datos). Esta información debería estar orientada a reducir costes, detectar oportunidades comerciales y maximizar la eficiencia en las ventas.

    Seguimos debatiendo…

  4. Alberto Rivas dice:

    Creo que fundamentalmente las empresas y los profesionales de IT deberian unificar criterios de necesidades y de servicios requeridos para cuibrirlas, pero poniendo claro énfasis en la I y no en la T, aunque inevitablemente van juntas.
    Para mi, a lo largo de 37 años de informático, hay dos claves en las inversiones en tecnología y su aprovechamiento. La primera es conocer cual es la información que necesita cada área de la empresa (es decir TODO el personal que gestiona información), cuando y donde la necesita, para llevar a cabo los proyectos que aquella tenga definidos. El soporte es la tecnología pero la herramienta de trabajo es la información y ahí es donde yo veo el problema. Da lo mismo presentar la información en Blackberry, en un Laptop, en un informe o en un sistema de voz, si no es la información requerida y esperada y no se entrega en el momento que se necesita, no sirve.
    La toma de decisiones en las empresas, con cambios tan dinámicos en precios y demamdas de productos y servicios, deben responder a necesidades igualmente dinámicas en sus cambios y para ello, la simbiosis entre expertos en negocios y expertos en gestionar las herramientas de información debería ser total, siendo lo ideal que fueran las mismas personas.
    En muchos casos todavía andamos con los ejecutivos que lucen la tecnología pero no saben aprovecharla, simplemente porque en la universidad y en las empresas no se funden tecnología y conocimiento de negeocio, al no estar disponible la primera, donde se aprende la segunda y mostrarse ambas como dos mundos separados. Una empresa que desee ser dinámica en su área de negocio, precisará de un dinamismo similar en la gestión de la información y para ello, los intermediarios sobran, tanto internos como externos, tan solo los servicios de soporte, por otra parte altamente fiables, deberían ser requeridos.

    Excelente blog Maximo, mi enhora buena.

  5. Andrew dice:

    Your site looks awesome. I wish I could understand it better!